Los fisioterapeutas recomiendan programar pausas y realizar ejercicio para un teletrabajo “efectivo y saludable”

• Paliar los efectos perniciosos del sedentarismo laboral, el asunto que aborda en marzo el videoconsejo de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón.

• Estar más de seis horas inactivo contribuye al desarrollo de diabetes, obesidad, cardiopatías, dolores musculares y articulares.

La crisis sanitaria provocada por la Covid-19 ha obligado a gran parte de la sociedad a adaptarse rápidamente al teletrabajo, una modalidad que se ha revelado como una solución eficaz para mantener y asegurar la actividad económica. Desde el confinamiento, el porcentaje de empleados que realizan su trabajo en sus casas se ha duplicado respecto a 2019. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del último cuatrimestre de 2020, el 9,95 por ciento de los ocupados (1.923.800 personas) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días laborables, aunque estos datos fueron superiores en los trimestres precedentes.

Programar pausas

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón (junto a los colegios de Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, La Rioja, Cantabria, País Vasco, Navarra y Galicia) ha dedicado el videoconsejo de la campaña “12 meses, 12 campañas de salud” del mes de marzo a los empleados que realizan sus tareas desde su casa, con una serie de recomendaciones para “un teletrabajo efectivo y saludable”.

“Hay que desmitificar algunos mensajes. No existe una posición perfecta ni el mobiliario ideal. Todas las posturas son nocivas si se mantienen durante horas. La ausencia de movimiento, el abuso de tiempo sin cambiar de posición sí puede causar lesiones o problemas de salud”, explica Raúl Luzón, Vocal del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón.

Para ello, y sobre todo para evitar prácticas perniciosas o hábitos que puedan dañar la salud, los fisioterapeutas aragoneses recomiendan una serie de medidas entre las que destacan:


1. Adecuar la altura de la silla hasta que resulte cómoda. No existe una única postura correcta. Sobre todo, es importante cambiar de posición de vez en cuando y no permanecer sentado más de una hora. Ponerse de pie para hablar por teléfono es una manera sencilla de obligarse a cambiar de postura.

2. Vigilar la distancia de la pantalla del ordenador y que también resulte cómoda. Debe estar frente a la cabeza y a la altura de los ojos, que permita tener el cuello recto.

3. Acodar los brazos en la mesa para teclear, evitando movimientos bruscos y con una buena postura para manejar el ratón.

4. Programar pausas. Si alguien se mantiene más de seis horas inactivo está contribuyendo a desarrollar diabetes, obesidad, cardiopatías, dolores musculares y articulares. Por ello, los fisioterapeutas recomiendan la programación de una serie de pausas durante la jornada laboral.

5. Ejercicios ligeros. Lo mejor, siempre que se pueda, es practicar en casa ejercicios ligeros durante esos momentos de pausa en el trabajo, como caminar para activar la musculatura y el sistema cardiorespiratorio. Otra propuesta rápida y sencilla es ponerse de pie y dibujar círculos con las caderas, aprovechando también para abrir y cerrar los brazos o levantar los pies para estirar las extremidades. Además de estos pequeños ejercicios, los fisioterapeutas proponen otros ligeramente más intensos, como sentarse y levantarse sin llegar a apoyar el peso del cuerpo durante 30 segundos seguidos, actividad que se debería repetir unas cinco o seis veces al día. También es recomendable subir las rodillas alternativamente o, todavía mejor, bailar durante alguna de las pausas programadas, para liberar tensión. Y una vez terminado el horario laboral en casa, media hora de ejercicio diario. Con ello se asegura una jornada eficaz y saludable.

6. En paralelo, el videoconsejo de marzo destaca la importancia de una buena organización de la jornada en un espacio ordenado y con luz natural. Igualmente, es importante mantener un ritmo saludable de alimentación, por lo que hay que evitar tomar el desayuno o la comida mientras se trabaja.

7. Acudir a un profesional. La persona que sufra dolores o molestias persistentes a pesar de estas recomendaciones debe consultar a un fisioterapeuta, ya que son los profesionales cualificados para atender este tipo de dolencias.

Videoconsejo mes de marzo