Tratamiento individualizado y el estímulo de la comunicación, claves en el tratamiento fisioterápico del autismo

060421123439abril.png
La campaña ‘12 meses, 12 consejos de salud’ del mes de abril aconseja el tratamiento fisioterápico constante y sostenido para mejorar la calidad de vida de las personas con autismo. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón (CPFA) destaca en su videoconsejo la importancia de la fisioterapia para tratar las complicaciones en el control del cuerpo, el equilibrio y la percepción del tacto en personas con esta enfermedad.

Entre el 1 por ciento y el 1,5 por ciento de la población en España tiene autismo. Una enfermedad de diagnóstico complejo que provoca, entre otros síntomas, dificultades neuromotrices hasta en el 50 por ciento de los casos. Por ello el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón (junto a los colegios de Comunidad de Madrid, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Navarra y País Vasco) dedica el videoconsejo de la campaña de abril de ‘12 meses, 12 consejos de salud’ a destacar el papel de la fisioterapia en la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo.

El autismo es un trastorno del desarrollo que se caracteriza fundamentalmente por diferencias persistentes en la comunicación y en las interacciones sociales, el uso de patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, así como dificultades en el procesamiento e integración sensorial. Es una patología con gran incidencia a nivel mundial que no tiene cura, únicamente terapias para minimizar la sintomatología de estos pacientes.

“La complejidad de este trastorno radica en su amplia variabilidad clínica no solo entre diferentes sujetos sino también en la misma persona a lo largo del tiempo. Ejemplo de ello es la amplia diversidad en las capacidades cognitivas, que pueden ir desde una inteligencia normal o superior, hasta una discapacidad severa”, afirma el Colegio Profesional de fisioterapeutas.

Pero además, tal y como explica el Colegio de Fisioterapeutas en el videoconsejo de abril, las personas con autismo padecen complicaciones en el control del cuerpo, del equilibrio y de la percepción del tacto, así como alteraciones del tono muscular y del movimiento, dificultad para caminar y retraso psicomotor “que en muchas ocasiones afecta a movimientos tan sencillos como subir y bajar escaleras o incluso escribir”.

“No existen tratamientos milagrosos para el autismo”, afirman los fisioterapeutas, “pero con la Fisioterapia podemos hacer florecer lo que existe en ellos y ellas como posibilidad”.


El protocolo de tratamiento fisioterápico debe contemplar tres grandes conceptos generales antes de abordar el tratamiento:

1. Individualización. La Fisioterapia trabajará de forma personalizada los problemas de cada paciente con autismo.

2. La estructura. Se deberá adaptar el entorno para que sea predecible, facilitando la comunicación y estableciendo metas claras.

3. Intensidad y generalización con intervenciones mantenidas en el tiempo y entornos cotidianos.

Los problemas motores pueden afectar a lo largo de toda la vida a las personas con autismo. Por ello, es necesario la aplicación del tratamiento fisioterápico desde la infancia, momento en el que se puede aprovechar mejor la plasticidad cerebral e incidir así positivamente en el desarrollo y en la calidad de vida y e integración social de las personas autistas.

“El fisioterapeuta, dentro de un equipo multidisciplinar, es el encargado de sacar todo el potencial del sistema neuromusculoesquelético del niño o niña y ofrecerá ayuda específica en aquellos puntos que no evolucionen de forma adecuada, minimizando y compensando alteraciones funcionales”, indica Raúl Luzón, Vocal del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Aragón.


Campaña “12 meses, 12 consejos de salud”

La campaña “12 meses, 12 consejos de salud” es una iniciativa del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, que arrancó en 2013 y a la que se sumaron posteriormente los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, La Rioja y Aragón. Su objetivo es prevenir las lesiones provocadas por los malos hábitos a través de una serie de cortos de animación que se emiten con periodicidad mensual a través de distintos soportes, entre ellos las redes sociales y los medios de comunicación.

Videoconsejo del mes de abril