Condenado por intrusismo porque no tenía el título de Fisioterapia

El juzgado de lo Penal número 1 de Elche ha condenado con sentencia firme a I. M. R. por un delito de intrusismo tras la celebración del juicio oral solicitado por el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana (ICOFCV), como acusación particular, y por el Ministerio Fiscal en septiembre de 2015. El juez ha considerado al acusado penalmente responsable del delito de intrusismo consumado de acuerdo al artículo 403.2 del Código Penal y ha establecido una pena de multa y decretado el cese de la actividad y cierre del local.

Tras las pruebas aportadas se ha declarado probado que en el establecimiento abierto al público, un centro de terapias naturales, el condenado realizaba actos sanitarios consistentes en masajes terapéuticos y técnicas osteopáticas propias de los profesionales sanitarios fisioterapeutas. Prácticas que hacía sin disponer del título de grado universitario de Fisioterapeuta, el cual le capacita tanto técnica como legalmente. El acusado sólo disponía de simples diplomas de academias no regladas que ofertan cursos de "quiromasaje".